miércoles, 4 de abril de 2012

Todos los días


Ando despistado por una calle, la de todos los días, pero hoy hay algo en el aire distinto. Miro las nubes grises de la esquina, las que esconden al sol, y de repente me ataca tu olor, el recuerdo que has dejado impregnado en mi atormentada piel. Suspiro y el camino se me hace más corto. Me consuelo soñando con tus dedos y también con tu sonrisa. Me sé tus labios de memoria y me sonroja pensar que el resto de pasajeros de este tranvía al Perpetuo Socorro sepan que me entretengo pensándote a mi lado en una playa del norte o conduciendo por una carretera sin destino. Me da por mirar por la ventana y también estás ahí, tumbado o diciéndome que los días ahora son más bonitos. Después aprovecho para recordar el modo en que me cogías la mano mientras bailábamos o como te enfadabas ante las cosas que no son justas… Y entre tanto recuerdo siento un alivio extraño en el estómago porque sé que en unos días, a tu regreso, todo volverá a ser igual que siempre…

3 comentarios:

Martina Santo dijo...

Uffff, no sabés cómo te entiendo, jeje...suelo hacer lo mismo, recordar e imaginar para matar el tedio. Lo mejor de todo es que me encanta cómo lo contás vos...me alivia en mi pequeño tormento, jajaja...
Besotesss Ce!!!! Espero estés muy bien...

P/D: acá te dejo un nuevo blog, con más realidades que ficciones, jeje...espero te guste...
http://siempreestuveacacerca.blogspot.com.ar/

Lai dijo...

no sé como explicarte que me encanta tu blog. Si digo "me encanta" pareceré demasiado normal, verdad? No quiero caer en eso. Para explicartelo mejor quiero decirte que eres IGUAL que yo. Piensas igual, pero escribes mejor.
Laia

Ce Castro dijo...

Martina, aunque no me gusta nada que estés pasando por un tormento, aunque sea pequeño, me alivia que las cosas que escribo puedan atenuarlo. Te leeré tu nuevo blog, como siempre. Un abrazo fuerte. Y otro también para ti Lai por tus palabras. Es muy bonito que alguien escriba algo y te puedas sentir identificado. Me alegra que eso te pase conmigo y no te olvides de que las cosas que se hacen con el corazón siempre están bien hechas... ;)