jueves, 18 de agosto de 2011

En el escalón de la entrada

Se sentó a la fresca. En el escalón de la entrada, viendo pasar a los vecinos que luchaban contra el calor y comentaban el último partido de fútbol. Meditó en el día, en cómo había ido, en las nubes y un poco en el sol, pero menos. Ya no se sentía intranquilo. Había dejado de pensar en su crisis y había escogido seguir andando, aunque preferiblemente sería cuando el calor se disipase. Junto a sus pies encontró una hilera de hormigas que no tenía destino fijo y a lo lejos oyó un par de balidos. Le dio por buscar alguna estrella en el cielo, pero aún era demasiado temprano. La Luna todavía no había aparecido. Sí, parece que la normalidad ha vuelto, sonrió satisfecho.


Pdt. Le toca el turno a 'Superman - Five For Fighting' de la banda Boyce Avenue.

3 comentarios:

XD dijo...

hay momentos que me siento así, y solo sentarme en cualquier sitio tranquilo intentando no pensar en nada, me hacer volver a mi realidad interior, y tranquilidad, y no la que la sociedad quiere imponerme

DéjàVu dijo...

Cierto. Siempre he pensado que en nosotros mismos reside la clave para superar las situaciones que nos hacen sufrir. Saber alzarse de nuevo. Aunque no está de más aceptar un poco de ayuda de las demás.
Me hice el blog hoy y he encontrado este por casualidad. Espero que sigamos en contacto!
Felicidades por el trabajo que has hecho con este blog :)

Ce Castro dijo...

Totalmente de acuerdo con ustedes. A veces hay que parar, respirar y luego todo parece más claro. No podemos renunciar a ser nosotros... Un abrazo XD y DeyaVu.