lunes, 18 de octubre de 2010

Niño invisible

Y de pronto el niño de ojos tristes se sintió atropellado por tanta inquietud. ¡Hola! ¿Qué tal estás? Hacía mucho tiempo que no sabía nada de ti. Me alegra mucho verte, de verdad que sí. ¿Cómo te ha ido en clase? ¿Y en el trabajo? ¿La profesora de matemáticas volvió a pedirte los deberes? ¿La de inglés te explicó los colores? Venga, cuenta que estás muy callado. ¿No me vas a decir nada? ¿Comiste solo? ¿Qué quieres de merienda? Estás más flaco, ¿estás comiendo bien? ¿Qué has hecho hoy? ¿Todo bien? ¿De verdad? A veces me preocupas. ¿Tienes tarea? ¿Estás solo? ¿Estás solo? ¿Estás solo? Despertó después, tanto interés sólo había sido un sueño. No atinaba a saber si bueno o malo, pero sí sueño. Miró a su alrededor y estaba solo y no tenía a nadie a quien responder tanta cosa. Quizá por eso siguió triste, esperando a que la luz entrase por la ventana. Y al final se creyó un niño invisible porque no sólo no tenía nadie a quien responder, sino que a nadie le había dado aún por preguntar.

http://www.youtube.com/watch?v=IaC_fb-478w&feature=related

Pdt. No sé la razón, pero hoy toca Merche y su 'Si te marchas'

4 comentarios:

IvanR dijo...

Me ha gustado mucho. Creo que empezaré a seguirte (; espero que tu material sea tan bueno como el de esta entrada , sigue así. Un Saludo.

Ce Castro dijo...

Muchas gracias por tu comentario y bienvenido. Espero que sigas por aquí. un abrazo.

Iraí dijo...

uh que bueno está!!

Ce Castro dijo...

Muchas gracias también a ti por tu comentario. Un abrazo.